1-1-e1669908198824-png
¿Por qué el sector de la moda y la confección es uno de los de mayor crecimiento en Portugal en los últimos tiempos?

¿Por qué el sector de la moda y la confección es uno de los de mayor crecimiento en Portugal en los últimos tiempos?

El 19 de marzo de 2022, comenzó la exposición “Portugal Pop – A Moda em Português 1970-2020” en Matosinhos, una ciudad costera cerca de Oporto. Durante seis meses, el objetivo de este evento es contar la evolución de la moda de la ropa en Portugal en los últimos cincuenta años. Una iniciativa que quiere mostrar cómo ha evolucionado el país durante este periodo.

Hay que decir que entre 1970 y 2020, Portugal atravesó algunos cambios políticos importantes: la caída de la dictadura en 1974, la entrada en la Unión Europea en 1986 y el crecimiento económico tras la apertura del país. Esta última novedad no está ajena al renovado interés por la moda y la confección en Portugal observado en los últimos años.

Un mejor nivel de vida

Efectivamente, el modelo económico portugués ha evolucionado y, hoy en día, los ciudadanos ven mejorar sus condiciones de vida día a día gracias a un mayor poder adquisitivo. Los cambios en la sociedad son notorios y provocan nuevas formas de consumir. La ropa se convierte entonces en una preocupación mucho más importante, sobre todo porque las opciones se multiplican para los consumidores: convencidos de la posibilidad de establecerse gracias a la mejora general del nivel de vida, las marcas de prêt-à-porter llegan masivamente a Portugal.

Así, los hombres siguen las mismas modas o tendencias, ya sea que vivan en Lisboa, Oporto o en un pueblo rural. Aprecian las nuevas colecciones y no dudan en recurrir a marcas conocidas cuando buscan un pantalones, como GAP, especialista en ropa de hombre. Chinos, pantalones cargo, jogging… A los portugueses les gusta seguir las tendencias y por lo general se preocupan mucho de que su look luzca bien vestido y elegante.

Cada vez llegan más extranjeros a Portugal

Pertenecientes a una sociedad donde a la gente le gusta complacer, los portugueses quieren cultivar una imagen sexy. Más aún a la hora de exportar esta imagen o utilizarla como escaparate cuando los extranjeros visiten Portugal. Desde la década de 2010, Portugal atrae muchos turistas y trabajadores remotos. Lisboa, por ejemplo, se cita regularmente entre los principales destinos europeos para visitar durante un fin de semana largo o para establecerse como nómada digital. Esta internacionalización también ayuda al desarrollo del sector de la confección: influenciados por todas las modas europeas, los portugueses quieren seguir el movimiento y mantenerse conectados.

Moda y diseño en pleno apogeo en Portugal

Además, cada vez hay más diseñadores en Portugal: Oporto, por ejemplo, se está convirtiendo en un bastión del diseño de moda y alberga algunas de las escuelas de moda más renombradas de Europa. El cabeza de cartel ha sido durante mucho tiempo Fátima Lopes, una modelo y estilista de la isla de Madeira. Conocida por el público en general por haber creado el bikini más caro del mundo (alrededor de un millón de euros) en oro y diamantes en la década de 2000, desde entonces ha formado a nuevas generaciones de diseñadores.

Además, es interesante subrayar que desde hace algunos años, Portugal se ha afirmado como un bastión de la fabricación textil En Europa. Alabando su hecho en Portugal, el país quiere promover el consumo ético y europeo de ropa. Una forma de promover, aquí nuevamente, la industria de la confección y colocarla en el centro de las preocupaciones.

Artículos recientes