1-1-e1669908198824-png
el-ministro-especifica-que-las-direcciones-regionales-de-agricultura-no

El ministro precisa que las direcciones regionales de agricultura no se extinguirán

La ministra de Agricultura, Maria do Céu Antunes, aclaró hoy que las direcciones regionales de agricultura no se extinguirán en el marco de la transferencia de competencias a las Comisiones de Coordinación y Desarrollo Regional (CCDR).

“Aclaremos de una vez por todas: no hay extinción de las direcciones regionales, nadie concentrará las direcciones regionales en Oporto o Évora o en Coimbra o en Lisboa o en Faro. Lo que vamos a hacer es mantener la estructura como está, pero el director se incorporará al cuerpo de la comisión de coordinación para que haya una verdadera articulación de políticas”, dijo el funcionario, quien expresó en Boticas, al margen de la celebraciones del 70 aniversario de la cooperativa agrícola local.

El Gobierno aprobó la semana pasada, en Consejo de Ministros, la resolución que inicia la transferencia y el reparto de competencias de los servicios regionales del Estado a las Comisiones de Coordinación y Desarrollo Regional (CCDR), en nueve áreas, al considerar que la reforma se completará a fines del primer trimestre de 2024.

Las competencias a transferir se refieren a las áreas de economía, cultura, educación, formación profesional, sanidad, conservación de la naturaleza y bosques, infraestructuras, ordenación del territorio y agricultura.

Durante la última semana, varias organizaciones del sector agrario han criticado duramente la reforma anunciada por el Gobierno y apuntado a la extinción de las Direcciones Regionales de Agricultura y Pesca (DRAP) y la supresión de los servicios en el territorio.

Hoy, Maria do Céu Antunes ha querido subrayar que no hay extinción del DRAP.

Según el ministro, el director será “el interlocutor del Ministerio de Agricultura, que seguirá definiendo la política agrícola de Portugal”.

“Y entonces, como ya sucede hoy, son nuestros directores regionales, son nuestros servicios descentralizados los que van a seguir implementando esta misma política”, argumentó.

Preguntado por el cierre de edificios vinculados a los servicios agrícolas, el ministro respondió con un “no”.

“La sede del DRAPN en Mirandela seguirá estando en Mirandela y la directora, que seguirá siendo la directora de agricultura, aunque puede asumir otro rol, que es el de coordinación bajo el CCDR, seguirá haciendo lo que sabe hacer tan bien, que recorre todo el territorio norteño para ayudar a nuestros agricultores a encontrar soluciones y oportunidades para seguir trabajando”, explicó.

Se trata, subrayó, de una reforma incluida en el programa del XXIII Gobierno, que quiere “profundizar la descentralización, mejorar la democracia y los servicios públicos”. Áreas como la educación, la salud, la cultura, la conservación de la naturaleza y los bosques, la formación profesional, la infraestructura, pero también la agricultura y la pesca serán parte de este paquete, agregó.

“Porque el desarrollo regional va más allá de la agricultura, pero no puede darse sin agricultura. Y aquí estamos también en este proceso, integrando esta estructura para poder trabajar, para seguir teniendo servicios locales porque tenemos muchas ganas de desarrollar la agricultura en Portugal”, subrayó.

Por cierto, agregó, por eso mismo, para esta región específica -Trás-os-Montes-, para el ciclo de programación que comienza en enero del próximo año, se prevé “aumentar el apoyo alrededor de un 30%”.

“Para que en este territorio se pueda hacer más agricultura, más agricultura sostenible y, con ello, lograr un desarrollo económico y social acorde con lo que hace la cooperativa Boticas desde hace ya 70 años”, subrayó.

Maria do Céu Antunes se unió hoy a la celebración de los 70 años de la Cooperativa Agro Rural de Boticas (CAPOLIB), en el distrito norte de Vila Real, que cuenta con 1 socios y trabaja en los campos de carne de Barrosã, cabrito, miel y bosques

CAPA // ROC

Artículos recientes