El Consejo de Ministros se reúne hoy para promulgar “acciones inmediatas” para controlar la pandemia, al día siguiente de que el Primer Ministro reciba a los partidos parlamentarios con miras a consensuar estas decisiones.

Ante el agravamiento de la situación a nivel nacional, el Primer Ministro se reunió el viernes con los partidos con escaños parlamentarios, mientras que el Ministro de Economía recibió a los interlocutores sociales sobre posibles medidas de contención.

“No descartamos posibles medidas restrictivas, pero entendemos que debemos adoptar medidas que perturben lo menos posible la vida personal, social y económica. Hay que tener en cuenta un segundo elemento que intenté transmitir: estamos ante una carrera de duración, por tanto, no podemos gastar todos los esfuerzos ni todas las medidas en los primeros momentos ”.

António Costa

La reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, que comienza a las 10:00 a.m., en el Palácio da Ajuda, se lleva a cabo un día después de que el país batiera récords desde el inicio de la pandemia COVID-19 con el registro de 40 muertos, 4656 casos. y 1 pacientes hospitalizados, 927 en cuidados intensivos, según la dirección general de salud.

Varias posibilidades estarán en la agenda, entre ellas el squeeze-out y la extensión de las restricciones impuestas a Paços de Ferreira, Felgueiras y Lousada a más municipios, como dijo el viernes el ministro de Economía. Siza Vieira.

Según el PAN, el gobierno planea decretar contención general, pero solo en la primera quincena de diciembre, para preservar el período navideño. Sin embargo, el líder del PAN, André Silva, dijo que esta medida no se presentó como cierta y destacó que requiere un estado de emergencia.

Según el líder de la Iniciativa Liberal, Cotrim Figueiredo, el gobierno admitió en la audiencia del viernes la posibilidad de que se impongan toques de queda en los municipios donde la tasa de incidencia llega a 240 por cada XNUMX habitantes.

Rui rio Advirtió que la situación actual es "aún más grave" que la vista en marzo y dijo que el país no experimentará un bloqueo general porque la economía del país no lo permite. El PSD, dijo, siempre estará "del lado de la solución" si el gobierno propone un nuevo estado de emergencia.

El coordinador de BE Catarina martins, por el momento, ha descartado la necesidad de un nuevo estado de emergencia, argumentando que el gobierno debe utilizar toda la capacidad instalada en el sector salud, si es necesario recurriendo a la requisa civil del sector privado y social.

El PCP, a través de la voz del Secretario General, Jerónimo de Sousa, destacó que el ejecutivo que encabeza António Costa debe tomar medidas “proporcionadas” y “educativas”, advirtiendo que una crisis de salud “no se puede convertir en un caso policial”.

Entre las partes recibidas por el Primer Ministro el viernes, la PEV defendió que estará en contra de cualquier medida que atente contra los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos y, sobre la posibilidad de proclamar un nuevo estado de excepción, advirtió que "hay necesidad de más pedagogía, más campaña y más esfuerzo "en términos de calidad de vida para los portugueses.

André Ventura criticó la posibilidad de aplicar la normativa ya vigente a Paços de Ferreira, Lousada y Felgueiras en todo el territorio nacional, creyendo que sería "una injusticia".

Respecto a la posibilidad de un nuevo encierro general en la primera quincena de diciembre, André Ventura consideró que "esto no está justificado e incluso puede resultar contraproducente".

El estado de emergencia fue declarado, por 15 días, del 19 de marzo al 2 de abril de 2020 y fue renovado dos veces, con vigencia hasta el 2 de mayo.

Portugal está en situación de calamidad desde el 14 de octubre en todo el territorio nacional.

La enfermedad se transmite por un nuevo coronavirus detectado a finales de diciembre de 2019 en Wuhan, una ciudad del centro de China.